0

Por: Kelvin de la Cruz

Palacio de la Policia Nacional
Palacio de la Policia Nacional

SANTO DOMINGO.- La Policía Nacional, a través del Departamento de Investigaciones de Falsificaciones, desmanteló hoy un laboratorio utilizado para la confección y falsificación de carnet de policías municipales y ambientales, que operaba en el sector de Arroyo Hondo, de esta capital. En la intervención apresaron a dos hombres sorprendidos mientras imprimían documentos falsos para haitianos.

Los detenidos son Edwin Antonio Vargas Caraballo, alias “Tea” y Félix de Jesús Leyba Cabrera, quienes operaban una imprenta para falsificar documentos, ubicada en la avenida La Vega Real, numero 62, segundo nivel, que les permitía dotar de documentos falsos a haitianos y a supuestos policías municipales y ambientales, obteniendo altas sumas de dinero.

Los investigadores establecieron que los detenidos también falsificaban carnet de distintos ayuntamientos, entre el de El Carril de Haina, entre otros documentos. La Policía precisó que daba seguimiento a los prevenidos debido a que en varios casos de estafas se han ocupados carnet de ayuntamientos falsificados.

Los arrestos fueron realizados en compañía del magistrado Luis González, procurador fiscal adjunto del DN, dándole cumpliendo a la orden judicial de allanamiento numero 0025-10-2012 y de arresto 076-10-2012, realizado en la avenida La Vega Real, numero 62, segundo nivel, donde estaba ubicada la imprenta en el sector de Arroyo Hondo.

La Policía precisó que en poder de los detenidos se ocuparon 100 carnets, tres CPU y tres printer más una guillotina, una laptop y una plastificadora, las cuales usaban para confeccionar carnet con nombres y rangos militares ambientales de dicho ayuntamiento. También se encontraron 90 tarjetas en blanco y dos carnets de nacionales haitianos.

La Policía precisó que los detenidos serán sometidos a la justicia en las próximas horas, para que se les conozca medidas de coerción.


8

Con las inauguraciones se busca insertar al sistema educativo 80 nuevas aulas

Por la redacción (cuartopoderrd@gmail.com)

Ingeniero Luis Sifre
Ingeniero Luis Sifre

SANTO DOMINGO.- El Ministerio de Educación (Minerd) inició un programa intenso de terminación de centros educativos que han sido altamente demandados por las comunidades de diferentes provincias del país, y  los cuales estarán listos en un mes, según el Minerd.

A través de nota de prensa enviada a este medio, el Minserd informa que el ingeniero William Sifres, encargado de la terminación de las edificaciones escolares dijo que el programa incluye ocho centros educativos que están en fase final de construcción y conllevan un monto global de inversión de 325 millones de pesos, que adicionarán 80 aulas al sistema educativo.

Esas obras corresponden a la escuela Palo Alto en Barahona; liceo Guancho, en la comunidad del mismo nombre en Pedernales; Benito Monción en Mao; Los Mineros, del nivel básico, en Cotuí; el liceo Juan Bosch (a la salida de Tenares), y en San Francisco de Macorís los centros Padre Paulino Simard, Nicomedes Ferreira en la comunidad El Aguacate y Los Coles Abajo, en Villa Riva.

Asimismo, el ingeniero Sifres informó que el Minerd ha emprendido un programa de construcción de planteles escolares bajo la licitación ME-LPN-01-2012-GD que abarca los centros educativos Pueblo Bávaro, de básica, en Higüey, liceo Semana Santa, en San Cristóbal; Aliro Paulino, en Nizao, Baní, y Manuel Emilio Peña, en El Fundo, Baní.

Además, la ampliación del politécnico Ángeles Custodio y el liceo Fidel Ferrer, en Santo Domingo, y la escuela William Radhamés Encarnación, en Rancho Arriba, San José de Ocoa. La inversión global en esos centros educativos es de 241 millones de pesos.

Mientras que por la licitación ME-LPN-08-2011-GD y con una inversión de 740 millones de pesos se construyen 20 centros educativos en diferentes provincias del país.

Estos son el centro educativo 27 Unidas, en el Distrito Nacional; Río Arriba, en Baní; La Javilla, en Sabana Perdida; Domingo Sabio, en el kilómetro 12 de Santo Domingo; la escuela de básica y media en el barrio de la Policía Nacional, en Boca Chica; el politécnico de San Juan de la Maguana.

También el liceo Villa Fundación, en San Cristóbal; Josefa Rosario, en Canca la Reyna, Moca; Pedro José Henríquez, en Jababa, Moca; Idalina Guerrero y Los Quemados, en Matanzas, Baní; politécnico San Pedro de Macorís, en la provincia del mismo nombre; Eduardo González, en Vista Alegre, Puerto Plata; El Llano y Hermanos Paquito, en Higüey; Martín Cuevas y Pilar Méndez, en Jimaní; la escuela especial Puerto Plata, de Puerto Plata, y la ampliación del liceo secundario Emma Balaguer, en Santiago.

1

Olgo Fernández se expresó en esos términos, en  Conferencia dictada en sede del organismo

Por la redacción (cuartopoderrd@gmail.com)

Ingeniero Olgo Fernández
Ingeniero Olgo Fernández

SANTO DOMINGO-. El director ejecutivo del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI) consideró  que la única forma de evitar una tragedia en la región Sur,  «es la terminación de los trabajos de rehabilitación y complementación de la presa de Sabana Yegua», en Azua, luego de anunciar que se toman las medidas necesarias para mitigar los efectos del cierre temporal de la obra.

El ingeniero Olgo Fernández reconoció que el cierre de la presa  por unos seis meses reducirá la siembra de algunos rubros agrícolas, pero que previendo esa situación el INDRHI trabaja aceleradamente en  la  construcción de cinco reservorios, la instalación de 40  electro bombas y en la perforación de pozos en distintas zonas de la provincia de Azua.

La mayoría de los reservorios o lagunas artificiales están en su fase final de instalación y contribuirán a irrigar miles de tareas dedicadas a diversos cultivos.

El funcionario advirtió, en conferencia de prensa donde estuvo acompañado de legisladores de las provincias de Azua, Barahona y Bahoruco, que los trabajos son impostergables, o se correría el riesgo de que cualquier  fenómeno natural pudiera hacer colapsar la estructura poniendo en peligro la vida de miles de familias que residen en las referidas provincias.

Especialistas del INDRHI y de otras instituciones sostienen que,  de producirse un fenómeno natural, las pérdidas materiales serían de proporciones incalculables, al tiempo de señalar que  sectores representativos de las referidas provincias y de San Juan de la Maguana,  están conscientes de la importancia de los trabajos que se realizan en la presa de Sabana Yegua.

Fernández, acompañado también de los técnicos del INDRHI, manifestó que una vez  concluidos los trabajos en el complejo hidroeléctrico, habrá una mayor disponibilidad de agua para los acueductos, riego agrícola y producción de energía.

También estuvieron presentes el senador por la provincia de Azua Rafael Calderón, gobernador Luis Antonio Vargas Ramírez y los diputados Julio Brito, y Víctor Sánchez, del PLD y Ramón Santana, del PRD.

Fernández dijo que entre las medidas que se adoptarán en coordinación con otras instituciones oficiales  para hacer frente a los efectos de la reducción del vertido de  Sabana Yegua están, la utilización de camiones –cisternas para la distribución de agua por parte del Instituto Nacional de Agua Potable y Alcantarillado (INAPA) y la instalación de decenas de unidades móviles de los Comedores Económicos, para lo cual se están realizando las coordinaciones de lugar.

Precisó que en el plan conjunto para hacer frente al secado de la presa de Sabana Yegua están el Ministerio de Agricultura, el Instituto Agrario Dominicano (IAD), las gobernaciones provinciales, las alcaldías de varios municipios y entidades representativas de esas demarcaciones.

11

SUECIA.- La Real Academia de Ciencias de Suecia ha concedido el galardón a los científicos estadounidenses Robert Lefkowitz y Brian Kobilka por sus investigaciones sobre un tipo de receptores de la membrana de las células que regulan múltiples funciones biológicas

Los científicos estadounidenses Brian Kobilka y Robert Lefkowitz han ganado el premio Nobel de Química 2012 por sus investigaciones sobre un tipo de receptores de la membrana de las células que regulan múltiples funciones biológicas.

De los receptores acoplados a proteínas G, como se denominan, depende la actividad de hormonas como la adrenalina o la leptina, así como de neurotransmisores como la serotonina o la dopamina. Regulan, por lo tanto, desde el apetito al estado de ánimo, pasando por la tensión arterial, el tono muscular o las reacciones ante situaciones de estrés.

Aproximadamente la mitad de los fármacos existentes actualmente basan su eficacia en la acción de estos receptores, ha destacado la Real Academia de Ciencias de Suecia al anunciar el galardón. Su conocimiento detallado, gracias a las investigaciones de Kobilka y Lefkowitz, ayudará a desarrollar nuevos fármacos más eficaces y con menos efectos secundarios.
Lefkowitz (Nueva York, 1943) es profesor de la Universidad Duke en Durham, en Carolina del Norte. Kobilka (Little Falls, Minnesota,1955), de la Universidad de Stanford en California. Ambos compartirán los 8 millones de coronas suecas (unos 900.000 euros) del premio.
Los receptores de la membrana son estructuras microscópicas que permiten a las células captar señales de su entorno y reaccionar.

Vienen a ser como los órganos de los sentidos de las células. Dentro de los receptores, una de las familias más importantes son los receptores acoplados a proteínas G en los que han trabajado Lefkowitz y Kobilka.
Lefkowitz hizo su primer gran descubrimiento con la adrenalina. Cuando inició sus investigaciones, ya se sabía que eleva la tensión arterial y acelera el pulso. Se sabía también que no entra en el interior de las células sino que actúa desde el exterior. Pero cómo conseguía provocar efectos drásticos en las células desde fuera era un enigma.
El investigador marcó moléculas de adrenalina con isótopos radioactivos para poder ver adónde iba la hormona en las células. La técnica es similar a la de poner collares de radio a los osos para tenerlos localizados en la montaña, pero a escala microscópica.

Lefkowitz consiguió identificar así en los años 70 los receptores de la adrenalina, llamados receptores beta-adrenérgicos. Una vez identificados, pudo estudiar cómo funcionan.
El segundo gran descubrimiento llegó cuando Kobilka se unió al equipo de Lefkowitz en los años 80. Kobilka aceptó el difícil reto que le propuso Lefkowitz de buscar el gen del receptor beta-adrenérgico. Cuando lo encontró, vio que era muy similar a un receptor que capta luz en el ojo. A partir de ahí, se descubrió que hay una familia enorme de receptores similares: los receptores acoplados a proteínas G que han merecido el Nobel.
Son tan importantes para el cuerpo humano que hay alrededor de mil genes para producir estos receptores. Esto significa que aproximadamente uno de cada 25 genes humanos está especializado en la producción de receptores acoplados a proteínas G.
«Son la puerta de entrada a las células para muchas hormonas y neurotransmisores distintos; regulan casi todos los procesos fisiológicos conocidos», ha explicado Lefkowitz en una rueda de prensa telefónica tras anunciarse el premio.
Esto explica que una gran variedad de fármacos actúe a través de los receptores acoplados a proteínas G. Entre ellos, la academia sueca destaca los betabloquentes para la hipertensión, anithistamínicos para las alergias y los fármacos que actúan sobre la dopamina y la serotonina para el parkinson y las depresiones.
La presente edición de los Premios Nobel arrancó el lunes con la concesión al británico John B. Gurdon y al nipón Shinya Yamanaka del de Medicina, y prosiguió ayer con el anuncio de que el Nobel de Física recayó en el francés Serge Haroche y el estadounidense David J. Wineland.
En los próximos días, la Academia Sueca seguirá dando a conocer el nombre de los ganadores de los Premios Nobel por este orden: mañana jueves 11 será el turno del Nobel de Literatura, seguido por el Nobel de la paz, el viernes día 12.
Por último, el próximo 15 se conocerá el ganador del premio Nobel de Economía. El de Economía, por cierto, es el único de los galardones que no quedó estableció por Alfred Nobel en su testamento, sino que se incorporó a la lista en 1969.

0

EFE | COPENHAGUE, Dinamarca

Ganadores del Premio Nobel de Física
Ganadores del Premio Nobel de Física

El francés Serge Haroche y el estadounidense David J. Wineland, los dos Premio Nobel de Física de este año, suman más de 80 años dedicados a la investigación y comparten una pasión: la física cuántica.

La Real Academia de Ciencias de Suecia les otorgó este galardón por sus «revolucionarios métodos experimentales, que han permitido la medición y la manipulación de sistemas cuánticos individuales».

«Han abierto la puerta a una nueva era de experimentación en la física cuántica al lograr la observación directa de partículas cuánticas individuales sin destruirlas», subrayó el fallo del premio.

Haroche, nacido en Casablanca (Marruecos) en 1944, estaba en la calle paseando con su mujer cuando recibió la noticia del premio por teléfono.

«Por suerte pasaba cerca de un banco y me pude sentar. Cuando vi el prefijo 46 (el de Suecia) me di cuenta de que era real», confesó un «abrumado» Haroche al ser contactado por teléfono en directo durante la rueda de prensa posterior al anuncio de los nombres de los galardonados por la Real Academia de Ciencias sueca.

«No me lo esperaba. Es una sorpresa maravillosa», aseguró.

La principal área de investigación de Haroche ha sido en el ámbito de la óptica cuántica y de las ciencias de información cuántica, dice su perfil oficial, colgado en la página web del College de France (Colegio de Francia), el centro de estudios de París donde trabaja.

Haroche se graduó en la Escuela Normal Superior (ENS), se doctoró en 1971 y cuatro años más tarde comenzó a ejercer como profesor en la Universidad París VI, un puesto que mantuvo hasta 2001, cuando fue nombrado catedrático de Física Cuántica en el Colegio de Francia.

El físico francés, casado y con dos hijos, ha desempeñado también su labor docente, entre otras, en las prestigiosas universidades estadounidenses de Harvard y Yale, y es miembro de la Academia Francesa de las Ciencias y miembro extranjero de la Academia Nacional de las Ciencias de Estados Unidos.

Haroche ha recibido multitud de galardones como el Gran Premio Jean Ricard de la Sociedad Francesa de Física (1983), el Premio Einstein a las Ciencias del Láser (1988), la medalla de oro del Centro Nacional de la Investigación Científica (2009) y el Herbert Walter de la Sociedad Física Alemana.

En 2009 recibió una beca de investigación avanzada por cinco años del Consejo Europeo de Investigación (ERC).

Por su parte, el estadounidense Wineland nació en la ciudad de Milwaukee (Wisconsin), también en 1944, y desarrolla su actividad profesional en el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST) de Boulder (Colorado).

Wineland se graduó en la Universidad de Berkeley (California) en 1965 y se doctoró cinco años más tarde en la Universidad de Harvard.

En 1975 entró en la Oficina Nacional de Estándares, que luego pasaría a denominarse NIST, donde comenzó a trabajar dentro del grupo de almacenamiento iónico.

El científico estadounidense es miembro de la Sociedad Americana de Físicas, de la Sociedad Americana de óptica, y pertenece desde 1992 a la Academia Nacional de las Ciencias de Estados Unidos.

Wineland ha recibido, entre otros, la medalla Einstein a las ciencias del Láser (1996), la medalla nacional de las ciencias en Físicas (2007), el Herbert Walther (2008) y la medalla Benjamin Franklin en Físicas (2010), junto a Peter Zoller y el español Juan Ignacio Cirac.

Los ganadores del Nobel de Física 2012, dotado con ocho millones de coronas suecas (cerca de 930.000 euros), un 20% menos que el año pasado, siguen en la nómina a los astrónomos estadounidenses Saul Perlmutter, Brian P. Schmidt y Adam G. Riess, que obtuvieron el premio en su última edición.

La presente edición de los Nobel arrancó ayer con la concesión del premio de Medicina al británico John B. Gurdon y al nipón Shinya Yamanaka por sus investigaciones en el campo de las células madre, que han «revolucionado» la comprensión científica de cómo «se desarrollan las células y los organismos».

Mañana se dará a conocer el nombre de los ganadores del Nobel de Química; y el jueves y el viernes, el de quienes obtengan el de Literatura y de la Paz, respectivamente, para concluir el próximo lunes, con el anuncio del de Economía.