Empresas zonas francas se comprometen a pagar US$32 MM

0
147
Simon Lizardo
Simon Lizardo

Simon LizardoEl presidente de Grupo M reveló que las empresas  deudoras acudieron a una reunión con el ministro de Hacienda, a quien informaron sobre las empresas que están al día en sus pagos y sobre las que están abiertas a acuerdos de pago.

El presidente  del Grupo M, Fernando Capellán, informó que se reunieron con el ministro de Hacienda, Simón Lizardo, los empresarios de zonas francas que obtuvieron préstamos avalados por el Gobierno en 2007, con miras a revisar el estado de pago  de cada uno y asegurar la devolución de esos fondos.

 “El ministro hizo una muy buena reunión, donde reiteró que esos préstamos hay que pagarlos y nosotros estuvimos de acuerdo”, indicó Capellán, quien informó que a la reunión asistieron las empresas que representan por lo menos 25 de los 32 millones del programa de rescate de las industrias de zonas francas.

 En una entrevista en el programa Uno + Uno, de Teleantillas, el industrial dijo que dentro de las empresas que recibieron los préstamos hay tres grupos: “las nueve empresas que estamos al día en los pagos”, otro grupo que está abierto a hacer acuerdos de pagos y un tercer grupo que quebró.

 Enfatizó que los préstamos hay que pagarlos y el acreedor tiene derecho a exigir su pago, del mismo modo que las empresas que atraviesan por una difícil situación económica también tienen el derecho a solicitar acuerdos de pago factibles.

 “Lo que no podemos hacer es meter a todo el mundo en el mismo saco, creando un debate público cada seis meses, que nos hace un daño reputacional frente a nuestros clientes y suplidores”.

 Indicó  el empresario de Santiago que el programa de crédito cumplió las metas previstas, porque el clúster de empresas que forman la cadena de valor de las zonas francas se salvó, la mayoría de las industrias que recibieron los fondos sobrevivieron y se contuvo el declive brutal de pérdidas de empleos.

 Recuperación y fortalecimiento

Informó que actualmente el sector de zonas francas está en un proceso de recuperación y fortalecimiento, en una coyuntura de mercado internacional que lo coloca en la mejor posición para convertirse en el mayor generador de divisas del país en los próximos años.

 Pronosticó “un futuro brillante para las zonas francas”, que se fundamenta en el proceso en curso de diversificación del sector, la incorporación de alta tecnología y conocimiento del más alto nivel en la producción, así como al hecho de que grandes competidores como China se han volcado a satisfacer la creciente demanda de sus mercados internos.

 Dijo que actualmente solo el 45% de la producción de zonas francas está orientada a los textiles, mientras que más de la mitad de su oferta se dedica a la producción diversificada en los mercados de  tabaco, dispositivos médicos, zapatos, call centers y joyería, ente otros.

 Señaló que también ha habido una diversificación de mercados geográficos, dado que las zonas francas colocan su producción no solo en Estados Unidos, sino también en Europa y Canadá, trazando tendencias en varias áreas de consumo globales.

 Las reformas necesarias para la competitividad

Para apuntalar ese fortalecimiento, puntualizó, es imprescindible poner en marcha la mesa de exportaciones, ajustar las normas prudenciales para incentivar el financiamiento al sector industrial, eliminar el monopolio del transporte terrestre de carga e incorporar mayor flexibilidad y mecanismos de conciliación al Código de Trabajo, preservando los derechos adquiridos del trabajador.

 En cuanto al tipo de cambio del dólar, explicó que “está muy bien como está y  no hay que tocarlo”. “Se comprende el celo absoluto de las autoridades  con el tema,  pero hay que darle un respiro al sector generador de divisas por otras vías, como por ejemplo la creación de una mesa de divisas, con la supervisión del Banco Central”.

 Recomendó enfocar la agenda de trabajo y promoción de las diferentes instituciones públicas vinculadas al sector industrial exportador, cuyo número consideró excesivo, por lo que deben ser consolidadas o  tener un liderazgo visible al mando, con un solo enfoque compartido entre los sectores público y privado.

 Resaltó que la formación de técnicos y profesionales debe ser  reorientada para  satisfacer las demandas de los sectores productivos, que necesitan más ingenieros, matemáticos, físicos y químicos, entre otros profesionales.

 “Si no implementamos ese conjunto de medidas, seguiremos perdiendo competitividad y continuará creciendo la informalidad”, concluyó el presidente del Grupo M.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí