Diómedes Núñez Polando: Golpe de Estado a Juan Bosch debe ser analizado

0
181

Diómedes en Dejando Huella Matinal, miércoles 25. 9. 13El golpe de Estado contra el primer gobierno democrático, encabezado por Juan Bosch, en 1963, fue una herida fatal para la República Dominicana, puesto que en el país se estaba llevando a cabo un proceso de transformación sociopolítica que se vio tronchado. Después de ese golpe se perdió la oportunidad de insertarse en el tren de desarrollo que iban otros países.

Así lo entiende quien fuera asistente personal de Bosch hasta sus últimos años y coordinador principal del Movimiento 30 de Junio, el historiador Diómedes Núñez Polanco.

A cincuenta años del acontecimiento, Núñez Polanco destaca que cuando el profesor Juan Bosch llegó al país el 12 de octubre de 1961 ya tenía concebido el proyecto de gobierno que necesitaba esta sociedad para transformarse, pues durante el exilio estudió los aspectos más importantes que veía en las naciones más avanzadas de América Latina y Europa y que más tarde implementaría, adaptadas, desde el Estado.

Al ser entrevistado en el programa “Dejando Huellas Matinal”, por los periodistas Frank Núñez y Humberto Suazo, el dirigente peledeísta citó las principales causas de los hecho que dieron al traste con el gobierno de Bosch, entre ellas que los sectores nacionales más conservadores no le perdonaron a Bosch que éste les impidiera heredar la fortuna del patrimonio personal acumulado por la familia de Rafael Leonidas Trujillo durante la dictadura (1930-1961), la cual narra de forma magistral en su libro “La Fortuna de Trujillo”.

 Así mismo, el triunfo electoral arrollador, con un 59 por ciento de los votos, que obtuvo Juan Bosch en el proceso electoral, con el respaldo de los sectores populares más pobres y el proceso geolopolítico  (guerra fría) que se estaba produciendo en ese momento, principalmente por los Estados Unidos de entonces, que argumentaban que con el gobierno de Bosch, el país podría convertirse en otra Cuba.

El golpe de Estado contra el primer gobierno democrático, encabezado por Juan Bosch, en 1963, fue una herida fatal para la República Dominicana, puesto que en el país se estaba llevando a cabo un proceso de transformación sociopolítica que se vio tronchado. Después de ese golpe se perdió la oportunidad de insertarse en el tren de desarrollo que iban otros países.

Así lo entiende quien fuera asistente personal de Bosch hasta sus últimos años y coordinador principal del Movimiento 30 de Junio, el historiador Diómedes Núñez Polanco.

A cincuenta años del acontecimiento, Núñez Polanco destaca que cuando el profesor Juan Bosch llegó al país el 12 de octubre de 1961 ya tenía concebido el proyecto de gobierno que necesitaba esta sociedad para transformarse, pues durante el exilio estudió los aspectos más importantes que veía en las naciones más avanzadas de América Latina y Europa y que más tarde implementaría, adaptadas, desde el Estado.

Al ser entrevistado en el programa “Dejando Huellas Matinal”, por los periodistas Frank Núñez y Humberto Suazo, el dirigente peledeísta citó las principales causas de los hecho que dieron al traste con el gobierno de Bosch, entre ellas que los sectores nacionales más conservadores no le perdonaron a Bosch que éste les impidiera heredar la fortuna del patrimonio personal acumulado por la familia de Rafael Leonidas Trujillo durante la dictadura (1930-1961), la cual narra de forma magistral en su libro “La Fortuna de Trujillo”.

 Así mismo, el triunfo electoral arrollador, con un 59 por ciento de los votos, que obtuvo Juan Bosch en el proceso electoral, con el respaldo de los sectores populares más pobres y el proceso geolopolítico  (guerra fría) que se estaba produciendo en ese momento, principalmente por los Estados Unidos de entonces, que argumentaban que con el gobierno de Bosch, el país podría convertirse en otra Cuba.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí