62 muertos y 175 heridos en Nairobi donde la mayoría de los rehenes han sido liberados, según el ejército

0
150

130921191041-29-kenya-mall---restricted-story-top(CNN) – 62 muertos, al menos 175 heridos y cerca de 30 rehenes son las cifras del terrible ataque de un grupo integrista a un centro comercial en Nairobi.

Han pasado ya más de 30 horas desde que un grupo de entre 10 y 15 hombres armados asaltara un lujoso centro comercial de Nairobi.

El grupo terrorista extremista de origen somalí Al Shabaab se ha atribuido el ataque. Según los últimos informes la mayoría de rehenes han sido liberados, aunque Al Shabaab publicó una lista en Twitter con los nombres de nueve de los secuestradores (3 de EEUU, 2 somalíes, 1 británico, 1 finladés, 1 keniata y 1 canadiense), aunque CNN no pudo confirmar aún esta información. El ejército israelí también está ayudando a resolver la situación.

Al mediodía del domingo, los soldados kenianos seguían rastreando el edificio de cinco plantas con el rostro sombrío. Mientras el grupo terrorista que reivindicó el secuestro, al-Shabaab, mantenía su postura desafiante de no negociar.

Gobierno de Kenia y fuentes diplomáticas occidentales dijeron que los militantes de al Shabaab mantenían unos 30 rehenes en el interior del centro comercial. Sin embargo, según informaron fuentes militares keniatas, la mayoría de los rehenes habían sido liberados y el secuestro estaba cercano a su fin.

Mientras, Al Shabaab publicaba una lista con el origen de nueve de los secuestradores en twitter. De ellos hay tres estadounidenses, dos somalíes, un keniata, un británico, un canadiense y un finlandés.

Las autoridades creen que entre 10 y 15 hombres armados están involucrados, según dijo el domingo, el portavoz del Estado, Manoa Esipisu .
«Sabemos que ahora están aislados en algún lugar dentro del edificio», dijo a la CNN Zain Verjee.

El ataque ha dejado ya 59 muertos, según dijo el ministro del gobierno Joseph Ole Lenku el domingo. Otros 165 fueron hospitalizados.
Fue el ataque terrorista más mortífero en el país desde Al Qaeda voló la Embajada de EE.UU. en 1998, matando a más de 200 personas.

El ataque del sábado apuntó a un popular punto de encuentro de fin de semana. Kenianos y extranjeros se reúnen en el lujoso centro comercial Westgate para tomar café con leche, ver una película o comprar en alguna de las más de 80 tiendas.

Al- Shabaab , representante de Al Qaeda en Somalia, se atribuyó la responsabilidad, y dijo que no se arrepentía ni pensaba negociar. En un mensaje en su Twitter, el grupo dijo que «todos los musulmanes» fueron sacados y escoltados desde el centro comercial antes del ataque.

«Cuando se niega la justicia , hay que cumplir», dijo en un tweet el domingo. «Los kenianos estaban relativamente seguros en sus ciudades antes de que nos invadieron y mataron a los musulmanes #Westgate». «Los muyahidines son todavía fuertes en el interior centro comercial # Westgate y todavía con su tierra «, el grupo twitteó la noche del sábado.

Al salir el sol el domingo, el enfrentamiento entre las fuerzas de Kenia y los atacantes continuó. Los soldados habían pasado la noche en vela con las armas colgadas al hombro.

Tres agentes de las fuerzas de seguridad heridos fueron trasladados fuera del centro comercial sitiado, pero la gravedad de sus lesiones no ha trascendido

Un rehén aparente salió del edificio el domingo, y dijo que había estado escondido en el sótano del centro comercial, informó KTN, cadena afiliada a la CNN.

La calma se rompió en torno a mediodía hora local del sábado. Los disparos estallaron mientras los clientes hacían sus compras, comían o echaban un vistazo a las tiendas del lugar. En poco tiempo, charcos de sangre manchaban los impecables pasillos y los cuerpos yacían esparcidos por el suelo, y empezó el drama que lleva ya 24 horas.

La agencia nacional de desastres informó el domingo por la mañana de que cinco rehenes «visiblemente afectados» habían sido puestos en libertad, aunque no dio más detalles.

«Sé lo que sentís, porque yo también he perdido miembros muy cercanos de mi familia en este ataque», ha dicho.

Kenyatta se comprometió a perseguir a los responsables del ataque y dijo que el país ha «superado ataques terroristas antes … y les derrotaremos de nuevo».

Un bombardeo de 1998 de la Embajada de EE.UU. en Nairobi dejó 213 muertos. Al Qaeda se atribuyó la responsabilidad por los ataques.

Desde que Kenia empezó a lanzar ataques contra el Al- Shabaab en Somalia en 2011, el grupo ha lanzado ataques con granadas en las iglesias de Kenya, paradas de autobús y otros lugares públicos.

En un discurso televisado la noche del sábado , Kenyatta dijo que su país ha » superado » tales ataques antes , negándose a ceder en sus valores o renunciar a su seguridad. Y lo hará de nuevo, prometió.

«Vamos a perseguir a los responsables dondequiera que estén», dijo el presidente. «Vamos a por ellos, y vamos a castigarlos por este crimen atroz. «

Pero en primer lugar , las autoridades tendrán que llegar a todos los agresores y los rehenes todavía en el interior del centro comercial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí