Indemnizan a un estudiante de California tras dejarlo olvidado en una celda 5 días

0
115

Daniel Chong en una entrevistaUn estudiante de la Universidad de California que fue abandonado esposado en una celda de detención federal casi cinco días sin comida ni agua va a ser indemnizado con 4,1 millones de dólares por parte de la Agencia Antidrogas de EEUU (DEA), según sus abogados.

Daniel Chong fue detenido junto con otras ocho personas el 21 de abril de 2012 en una redada de drogas cerca de su casa en San Diego. Según explicó él mismo, durante su detención se vio obligado a beber su propia orina y casi murió de inanición después de que los agentes, al parecer, se olvidaran de que estaba en la celda.

Tras el cautiverio, el joven de 24 años pasó cinco días en un hospital de San Diego, tres de ellos en cuidados intensivos. El año pasado, presentó una reclamación de 20 millones de dólares contra la DEA.

Sus abogados, Eugene Iredale y Julia Yoo, han informado de que, finalmente, se ha llegado a un acuerdo con la Agencia Antidroga y Chong recibirá 4,1 millones de dólares.

«El Gobierno ha respondido rápidamente reconociendo su responsabilidad, pidiendo disculpas personalmente a Daniel y ordenando cambios en las políticas relativas a los controles de seguridad de los presos en las celdas de detención temporal en las instalaciones de la DEA», dijo Iredale. «Lo que le pasó a Daniel Chong no debe repetirse con ninguna persona sobre la faz de la tierra».

La DEA ya había reconocido que Chong había sido olvidado accidentalmente en una celda, y el propio jefe de la oficina de la DEA en San Diego aclaró en un comunicado que estaba «profundamente preocupado» por el incidente.

Una redada contra el tráfico de éxtasis

Los abogados de Chong informaron de que su cliente fue detenido en la casa de un amigo durante una redada de un grupo de Control de Drogas que investigaba una red de tráfico de éxtasis. En la operación intervinieron agentes de la DEA y policía de San Diego.

Iredale añadió que una vez que las autoridades determinaron que Chong no tenía nada que ver con las drogas, un oficial de la policía de San Diego lo llevó a una celda, con las manos esposadas a la espalda y le dijo: «En un minuto vendremos por ti».

Sin embargo, Chong estuvo en esa celda durante cuatro días y medio donde sufrió de deshidratación severa, deterioro muscular, alucinaciones, insuficiencia hepática y renal y niveles extremadamente altos de sodio, según sus abogados. De hecho, perdió más de 15 kilos en ese tiempo.

La DEA dijo en un comunicado emitido en el momento que los agentes detuvieron a nueve personas, entre ellas Chong, durante la redada y se apoderaron de cerca de 18.000 pastillas de éxtasis, marihuana, setas alucinógenas y los medicamentos con receta, armas de fuego y municiones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí