Ponen en vigor nuevas normas para proyectos inversión pública

0
165
El Viceministro de Planificación del MEPyD, Juan Monegro, durante la presentación de las nuevas normas del SNIP (Sistema Nacional de Inversión Pública).
El Viceministro de Planificación del MEPyD, Juan Monegro, durante la presentación de las nuevas normas del SNIP (Sistema Nacional de Inversión Pública).
El Viceministro de Planificación del MEPyD, Juan Monegro, durante la presentación de las nuevas normas del SNIP (Sistema Nacional de Inversión Pública).
El Viceministro de Planificación del MEPyD, Juan Monegro, durante la presentación de las nuevas normas del SNIP (Sistema Nacional de Inversión Pública).

El Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo puso en vigencia este miércoles las nuevas normas técnicas para la presentación de proyectos de inversión pública en el marco de un taller en el que participaron más de un centenar de planificadores estatales.

En el encuentro, celebrado en el auditorio del Banco Central y que concluyó en horas de la tarde, hubo consenso en que esas normas deben ser asumidas y cumplidas por cada una de las dependencias del Estado y, sobre todo, las de gestión de riesgos de desastres.

El viceministro de Planificación del Ministerio, Juan Monegro, declaró en la apertura que el taller fortalece la planificación y que eso implica que al país se le entreguen cada vez bienes y servicios públicos de mayor calidad.

Manifestó la esperanza de que los más de 150 técnicos que participaron en la actividad contribuirán con sus conocimientos a la nueva cultura de planificación que aseguró es un hecho en el país, de acuerdo a una nota de la Unidad de Comunicaciones del Ministerio de Economía.

El director de Inversión Pública, Miguel Hernández, expuso “Hacia el fortalecimiento del Sistema Nacional de Planificación e Inversión Pública”.

Recordó que en 2007 fue cuando el país retomó de manera firme el actual proceso de planificación que comenzó en 1962 pero retrasado durante 35 años por el golpe de estado al gobierno democrático del profesor Juan Bosch en 1963, que fue seguido de la Revolución de Abril de 1965.

Sobre la actualización de las normas técnicas del Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP) expuso el experto hondureño Carlos Burgos, asesor del Ministerio, del Instituto Centroamericano de Administración Pública (ICAP), con sede en Costa Rica.

La gestión de riesgo atrajo la atención de los participantes por la presentación de casos que requieren de la aplicación de medidas dirigidas a reducir los efectos adversos de eventos peligrosos para la población, los bienes, servicios y el medio ambiente.

En este sentido Burgos refirió que actualmente en el país es obligatorio incluir un plan de gestión de riesgos de desastres naturales en todo proyecto de inversión pública superior a diez millones de dólares, para lo que pidió incluir en ellos información de calidad.

Aconsejó no elaborar proyectos sin considerar factores colaterales que evitarían por ejemplo sustituir tuberías de un acueducto sin tomar en cuenta que la falta de potabilidad del agua servida puede deberse a la contaminación de un río en la toma.

Entre tanto, el experto colombiano Gustavo Saldarriaga, asesor de la Dirección de Inversión Pública del Ministerio, se refirió a la metodología para la gestión del riesgo de desastres.

“No se puede impedir el riesgo o las amenazas, pero sí tomar las medidas contra la vulnerabilidad, a fin de minimizar esos peligros en los proyectos de inversión”, subrayó.

Dijo que a pesar de que República Dominicana cuenta con una Oficina Nacional de Meteorología, con el Instituto Sismológico y estudios geológicos, esas agencias pocas veces son consultadas por los formuladores de proyectos de inversión que requieren registros históricos en casos de lluvia y temblores que permitan afrontar esas vulnerabilidades.

Ilustró que esas informaciones son imprescindibles porque permitirían cambiar la ubicación de una escuela construida sobre una falla geológica por falta de información.

Abogó porque los cabildos organicen simulacros de temblores como en su país, Colombia, donde en los mismos participa un millón de estudiantes incluidos los universitarios.

El experto recordó que los costos relacionados con la gestión de riesgos de desastres están incluidos en la formulación de los proyectos de inversión pública en la República Dominicana.

También que la Ley 147-02 sobre riesgos los define como la probabilidad de que se presenten unas desfavorables consecuencias económicas, sociales o ambientales en un sitio particular y durante un tiempo de exposición determinado.

Sugirió a los formuladores de proyectos no olvidar que en las amenazas es importante considerar la localización, la intensidad, la frecuencia y la probabilidad de que ocurran nuevamente las amenazas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí