La menopausia masculina ¿mito o realidad?

0
221

MenopausaLos cambios hormonales son una parte natural del envejecimiento. A diferencia de la dramática caída de la hormona reproductiva en las mujeres durante la menopausia, los cambios de hormonas sexuales en los hombres se producen en forma gradual durante muchos años.

El término “menopausia masculina” se utiliza a veces para describir la disminución de los niveles de testosterona o una reducción en la biodisponibilidad de la testosterona relacionada con el envejecimiento. Sin embargo, la menopausia femenina y la llamada menopausia masculina son dos situaciones diferentes. En las mujeres, la ovulación termina y la producción de hormonas se desploma durante un período de tiempo relativamente corto. En los hombres, la producción de hormonas y la biodisponibilidad de la testosterona se reducen más gradualmente. Los efectos, como cambios en la función sexual, niveles de energía o estado de ánimo, tienden a ser sutiles y pueden pasar inadvertidos durante años.

Entonces, ¿cuál es la mejor manera de hacer referencia a la llamada menopausia masculina? Muchos médicos utilizan el término “andropausia” para describir los cambios hormonales relacionados con el envejecimiento en los hombres. Otros términos para la llamada menopausia masculina son: deficiencia de testosterona, deficiencia de andrógenos en el hombre que envejece e hipogonadismo de inicio tardío.

Los niveles de testosterona varían mucho entre los hombres. En general, sin embargo, los hombres mayores tienden a tener menos niveles de testosterona que los hombres más jóvenes. Los niveles de testosterona disminuyen gradualmente durante la edad adulta – un promedio del 1% un año después de los 30 años. Aproximadamente a los 70 años, la disminución del nivel de testosterona de un hombre puede ser hasta del 50%.

Algunos hombres tienen un nivel de testosterona inferior al normal, sin signos ni síntomas. Para otros, la testosterona baja puede causar:

  • Cambios en la función sexual: Disfunción eréctil, disminución del deseo sexual, menos erecciones espontáneas menos – por ejemplo durante el sueño – y la infertilidad. Los testículos también podrían llegar a ser más pequeños
  • Cambios en los patrones de sueño: A veces, un bajo nivel de testosterona provoca alteraciones del sueño, como insomnio o somnolencia excesiva
  • Cambios físicos: Aumento del nivel de grasa del cuerpo, disminución de la densidad muscular, la  fuerza y la ??resistencia, mamas hinchadas o doloridas (ginecomastia) y pérdida de vello corporal son cambios posibles. En raras ocasiones, se pueden experimentar sofocos y bajos niveles de energía
  • Cambios emocionales: Los bajos niveles de testosterona pueden contribuir a una disminución de la motivación o la confianza en sí mismo. El hombre puede sentirse triste o deprimido o tiene dificultad para concentrarse o recordar cosas.

Es importante tener en cuenta que algunos de estos signos y síntomas forman parte normal del envejecimiento. Otros pueden ser causados ??por diversos factores subyacentes, incluidos  efectos secundarios de medicamentos, problemas de tiroides, depresión y abuso del alcohol. Un análisis de sangre es la única manera de diagnosticar los bajos niveles de testosterona o una reducción de la biodisponibilidad de la testosterona.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí