Real Madrid exhibe poderío ante Levante

0
129

ImageGenMADRID. El Real Madrid remontó un gol del Levante y añadió a su repertorio futbolístico un estilo de toque amparado en el doble pivote formado por Xabi Alonso y Luka Modric, que generó buen fútbol para lograr tres puntos con un gran partido y un golazo de Gonzalo Higuaín (5-1).

Con la mente puesta en la ‘Champions’, el gran objetivo de la temporada para el equipo blanco, el Real Madrid derrotó al Levante con un equipo titular repleto de suplentes que esta vez aprovecharon su oportunidad. Especialmente Kaká. Dinámico, asociativo, sobrado de voluntad. Su fecha de caducidad en el club madrileño está marcada, pero aún deja gestos de calidad. Los titulares tomaron el relevo y pusieron el broche con brillantez.

Salió el Real Madrid sin Cristiano Ronaldo, lo que resta verticalidad a su fútbol, y apostó por el toque. Ayudado por un centro del campo con Xabi Alonso y Modric al mando. Invitan al resto a tocar y desmarcarse. La recuperación física de Marcelo es un punto más a favor. El conjunto madridista explotó un arma más ofensiva.

Encerró en su terreno al Levante, que comenzó resistiéndose. Acquafresca, a los tres minutos, dio trabajo a Diego López. Con Iker Casillas en el banquillo aumentando la presión, sacó un balón ajustado al palo. A Pepe se le vio falto de ritmo. Ha perdido su sitio ante Varane. Al portugués le golpeó el balón tras un disparo de Míchel y esa acción fue el 0-1, después de una rápida maniobra de Pedro Ríos.

Había pasado media hora y el gol en contra no reflejaba lo visto sobre el césped. Fue el Real Madrid el que puso el fútbol y las ocasiones. Con el punto de mira desviado en disparos de Benzema, Higuaín y Callejón, individualista para cambiar su racha en una clara acción en la que tenía al ‘Pipita’ libre de marca para empujarla. Munúa respondió bien ante un disparo seco y potente de Kaká. El brasileño aparecía por todos los rincones del ataque.

Sin la presión del resultado tras renunciar a la Liga, se liberó en movimientos ofensivos el equipo de Mourinho. Obtuvo el premio en la jugada menos elaborada. De nuevo conectaron Xabi Alonso e Higuaín, como ante el Galatasaray. El centro desde el costado lo convirtió en obra de arte el argentino. Enganchó una media chilena en el aire que colocó en la escuadra.

En tres minutos volteó el marcador el Real Madrid. De nuevo desequilibró Kaká y su centro lo frenó Lell con la mano. Aprovechó el penalti el brasileño. Se cerró así el primer acto y lo vio tan favorable Mourinho que decidió exhibir todo su potencial ofensivo en la segunda mitad.

Juntó en el campo a Cristiano Ronaldo con Kaká, Higuaín y Benzema. Con un doble pivote sin la figura de centrocampista destructivo. Algo inédito. Los jugadores disfrutaron y su afición aún más. Tocó el Real Madrid más que nunca. Elaboró cada acción y generó ocasiones.

No bajó el ritmo y Arbeloa y Modric desperdiciaron dos ocasiones nada más reanudarse el partido. Cuando las dudas sobre el ‘nueve’ estaban en el ambiente, los dos marcaron al Galatasaray. Higuaín volvió a cumplir ante el Levante. Le tocaba a Benzema. El francés se topó con Munúa en un cabezazo picado a centro de Arbeloa y culminó una contra con un taconazo que rozó el palo.

La salida de Cristiano y Di María aumentó la electricidad en las bandas. El Levante bastante tuvo con defenderse y no encajar más goles. Son partidos en los que nota en exceso la marcha de Martins y la ausencia de un delantero que sea capaz de vivir en una isla en punta y generar peligro de acciones aisladas.

REAL SOCIEDAD 4, MÁLAGA 2

SAN SEBASTIAN. La Real Sociedad, tras una brillante primera parte, se consolida en la cuarta plaza de la clasificación de la que aleja a un Málaga al que derrotó por 4-2 y que se queda a cuatro puntos y pierde el balance de goles con los guipuzcoanos.

Manuel Pellegrini reservó a sus mejores hombres para el partido de vuelta ante el Borussia Dortmund alemán e introdujo hasta diez cambios con respecto al partido del pasado miércoles.

Los teóricos suplentes, sin embargo, trataron de aprovechar la oportunidad que les brindaba su técnico y, en el inicio, encerraron en su campo a una Real que echaba en falta a su líder Xabi Prieto, lesionado a última hora.

Los donostiarras fueron sacudiéndose el dominio a medida que avanzaba el choque y, en el minuto 19, dieron un gran susto a Kameni en un tiro al larguero de Griezmann a pase de Zurutuza que finalizó en saque de esquina.

Griezmann se encargó de centrarlo y su balón fue rematado por el mexicano Carlos Vela que marcaba además el gol número 3.000 en Primera División para la Real.

Los blanquiazules se desbloquearon a raíz de ese tanto y en la siguiente jugada lograron el segundo con un poderoso disparo de De la Bella desde fuera del área, ante el que Kameni no pudo hacer otra cosa que seguir la trayectoria del que se convertirá en uno de los goles de la jornada.

La fiesta estaba en marcha y el Málaga arrojó la toalla para ser un partícipe más de la exhibición blanquiazul que tuvo continuidad en el minuto 29 con un gol de Griezmann, el mejor jugador del partido, al aprovechar un centro desde 30 metros de Illarramendi.

Faltaban dos minutos para el descanso cuando de forma sorpresiva y con un Málaga tocado llegó el gol de Morales, que contó con la colaboración de Bravo al no acertar a blocar su fuerte aunque localizado remate.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí