Suman 80 las agresiones vandálicas en el sur brasileño

0
65

Brasil2Brasilia, 8 feb (PL) La ola de violencia continúa hoy en el sureño estado brasileño de Santa Catarina, donde en las últimas horas fueron incendiados siete vehículos y un establecimiento comercial. Con estas acciones, registradas entre anoche y la madrugada de este viernes, suman 80 ataques vandálicos que se extienden a 25 ciudades de ese territorio.

Dos autos fueron quemados en Navegantes, en el valle de Itajaí, poco antes de la medianoche, y más tarde en Sao Bento do Sul, en el norte de este estado, un camión y dos automóviles fueron incendiados, según reportes de la Policía Militar (PM).

En otro acto de vandalismo, cinco menores prendieron fuego a un auto estacionado dentro de una estación policial en la ciudad de Chapecó, y en Sao José un ómnibus quedó calcinado por las llamas, destacó la fuente.

Las acciones de los delincuentes se extendieron a una tienda de ropa y calzado, la cual fue incinerada en la avenida Bom Jesus, en Florianópolis. La PM informó que un cóctel molotov (bomba de fabricación casera) causó la deflagración.

En este contexto, la Policía de Santa Catarina confirmó que la ola de violencia que afecta ese territorio es dirigida por bandas que operan desde las cárceles.

Aldo Pinheiro D´Ávila, jefe de la Policía Civil de ese estado, resaltó que lo que hasta ahora era sospecha fue convertido en verdad; la orden para esos ataques «partió de bandas que operan dentro de los presidios».

Un total de 11 mil efectivos militares fueron desplegados en los últimos días para reforzar la seguridad del estado, así como se restringió la circulación de ómnibus en la madrugada para evitar más incidentes.

Este clima de incertidumbre motivó que el gobierno federal ofreciera el envío de agentes de la Fuerza Nacional de Seguridad, un cuerpo castrense entrenado para enfrentar situaciones de este tipo.

El ministro de Justicia, José Eduardo Cardozo, aceptó la víspera en un encuentro con el gobernador de este territorio, Raimundo Colombo, que jefes de grupos criminales encarcelados en Santa Catarina sean traslados a penitenciarías federales de alta seguridad.

Se trata de la segunda ola de violencia en este territorio, pues la primera ocurrió en noviembre último cuando se registraron 60 ataques análogos en una semana.

Medios de prensa brasileños señalan que los incendios de ómnibus se recrudecieron después de la difusión de un vídeo en el cual se muestra cómo agentes penitenciarios arremeten contra detenidos, desnudos y agachados, con bombas lacrimógenas, gas de pimienta y balas de goma.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí