Unesco prepara nuevas inscripciones de patrimonio cultural inmaterial

0
155

FRANCIA.- Numerosos elementos del patrimonio cultural inmaterial serán adoptados durante la séptima reunión del Comité Intergubernamental de Salvaguarda, que se realizará aquí del 3 al 7 de diciembre en la sede de la Unesco, se informó hoy. Se trata de un conjunto de prácticas, tradiciones, conocimientos o maneras de ser, que forman parte de la identidad y la cohesión social de pueblos y comunidades en diferentes regiones del mundo, transmitidas a través de varias generaciones.

Cecille Duvelle, secretaria de la Convención para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial, explicó en conferencia de prensa que el objetivo de inscribir estos elementos es contribuir a garantizar su permanencia.

Con este propósito, dijo, existen diversos registros, entre ellos el del patrimonio que necesita una protección urgente porque su viabilidad o existencia está en peligro.

La más conocida, señaló Duvelle, es la denominada Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, aunque también existe un listado de buenas prácticas de salvaguarda y otro donde están aquellos elementos que requieren asistencia financiera internacional.

Este año entre los aspirantes a la Lista Representativa está el repentismo, como se conoce en Cuba al arte de la improvisación poética, cantada con acompañamiento musical.

Se trata de una tradición oral con más de tres siglos de existencia extendida en la actualidad por todo el país y que juega un papel importante en la promoción del sentido de pertenencia a la comunidad, señala el texto distribuido por la Unesco con la descripción de las candidaturas.

El comité también analizará el tejido tradicional del sombrero de paja toquilla de Ecuador, así como la popular representación de Los Diablos Danzantes, de Venezuela.

Entre las 35 propuestas figuran, asimismo, la Ichapekene Piesta, o la «fiesta más grande de San Ignacio de Moxos», de Bolivia; el arte del carnaval de Recife, de Brasil; y las Fiestas de San Francisco de Asís o San Pacho, en Quibdó, Colombia.

La misión de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), es ayudar a los gobiernos a proteger este patrimonio, mantenerlo vivo y a salvo, por medio de un trabajo pedagógico entre las comunidades, precisó Duvelle.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí