ONU pide reforzar la lucha en contra de la violencia contra las mujeres

0
176

La violencia contra las mujeres constituye una amenaza a la democracia, un obstáculo para la paz duradera, una carga en las economías nacionales y una violación atroz de los derechos humanos, afirmó hoy Naciones Unidas.
Y advirtió que la paz y el progreso no serán posibles mientras haya países en que siete de cada 10 féminas sean golpeadas, violadas, mutiladas y víctimas de abusos a lo largo de su vida y vivan con miedo a esas agresiones.

La advertencia fue hecha por la directora ejecutiva de la agencia ONU-Mujeres, Michelle Bachelet, en un mensaje con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres que se conmemora el próximo sábado.

Es posible poner fin a la violencia contra las féminas, pero solo podemos lograrlo juntos. Todos somos responsables y ha llegado el momento de que se cumplan las promesas hechas a las mujeres, afirmó.

En ese sentido, llamó a los líderes del mundo a asumir la responsabilidad de eliminar la violencia contra las mujeres y las niñas.

Dijo que 125 países han legislado contra ese problema y recordó la vigencia de la Plataforma de Acción de Beijing y de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, esta última ratificada por 187 Estados.

Los gobiernos y líderes deben dar el ejemplo. Este es el momento para que conviertan las promesas internacionales en medidas concretas a nivel nacional, enfatizó.

Bachelet reclamó la adopción de leyes nuevas y mejoradas y de planes de acción nacional que incluyan centros de acogida, servicios de atención telefónica y asistencia médica y jurídica gratuita para las mujeres víctimas de agresiones y sus hijos.

También pidió la implementación de programas educativos sobre derechos humanos, igualdad y respeto mutuo, que sirvan de inspiración a los jóvenes para combatir la violencia contra mujeres y niñas.

La expresidenta chilena destacó además la necesidad de aumentar el número de féminas en la política y en otros sectores de la sociedad y de garantizar oportunidades económicas y trabajos decentes para ellas.

El tiempo de la tolerancia y las justificaciones a este tipo de violencia se acabó, concluyó la también subsecretaria general de la ONU.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí