Temístocles afirma a empresarios no quieren un Estado redistribuidor

0
153
Temistocles Montas, foto de archivo
Temistocles Montas, foto de archivo
Temistocles Montas, foto de archivo
Temístocles Montás, foto de archivo

Distrito Nacional.-El ministro de Economía, Planificación y Desarrollo, Temístocles Montás, afirmó que resulta contradictorio que el movimiento social reivindicativo esté pidiendo una reducción del gasto público en el mismo momento que pide mayor inversión en educación, salud y seguridad social.

Dijo que «comprende» que los empresarios no acepten incremento de impuestos y del gasto público, “pero el sector social es el que tiene que exigir que el gobierno sea fuerte, que tenga capacidad para dar respuesta”.

Deploró que los llamados sectores populares que reclaman mejores servicios se unan con los empresarios “que no quieren un Estado realmente redistribuidor. Esto es inconcebible”.

“Quieren que se destine más recursos a la educación, más recursos a la salud, más recursos a infraestructura en un contexto en el que piden al gobierno que tiene que reducir el gasto. Nos estamos volviendo locos”, manifestó el ministro al ser entrevistado este martes en el programa televisivo “A Diario”, por  Digital 15.

Indicó que es muy bueno reclamar, pero en el contexto de la democracia “el Estado tiene que dotarse de recursos para ir dándole respuesta a la demanda creciente de la población, que la generan todos los procesos democráticos”.

“No es reduciendo gastos que el Estado está en condiciones de darle respuesta a las demandas sociales; es incrementando el gasto”, apuntó Montás quien dijo que una cosa muy diferente y aceptable es que se reclame que sea un gasto “transparente, racional, que se elimine la corrupción”, según una nota de la Unidad de Comunicaciones del Ministerio de Economía.

Montás declaró que los Estados modernos que han avanzado lo han hecho sobre la base del fortalecimiento del gasto público, no sobre su debilitamiento.

Estimó que cuando sectores sociales plantean demandas tan contradictorias demuestran que no saben el Estado que quieren, pues para que haya un Estado fuerte, con capacidad de satisfacer las demandas sociales, se necesitan recursos.

El ministro de Economía, Planificación y Desarrollo reiteró que “el problema dominicano no es que el gasto sea excesivo, es que los ingresos son bajos”.
Cuando se le preguntó si es posible que el Congreso Nacional reduzca aun más el monto que se propone incrementar el gobierno en las recaudaciones para el próximo año, Montás señaló que los legisladores son soberanos y lo que decidan tendrá que aceptarlo el Ejecutivo.

No obstante, el ministro dijo que “lo que el gobierno espera es que el Congreso atienda el reclamo de que para hacer frente al déficit fiscal es necesario un incremento de las recaudaciones de unos 47,000 millones de pesos”.

Agregó que el gasto público va a terminar este año representando alrededor del 20.3% del PIB, por lo que para demostrar que hay un esfuerzo del gobierno por racionalizarlo, lo que se proyecta es que para el año próximo sea del 18%, una reducción de cerca de 50,000 millones de pesos.

Montás advirtió que no se debe bajar más la inversión porque es necesario que la economía se dinamice y un factor de esa dinámica es que el gobierno invierta.

Recordó que por un lado el gobierno hará esa reducción equivalente al 2% del Producto Interno Bruto (PIB), pero “en un contexto de invertir el 4% del PIB en educación preuniversitaria” a partir del 2.6% que tiene este año.

“Si el gobierno tuviera que cortar (gastos)… ¿dónde va a cortar? No puede cortar en la educación, no puede cortar en salud, lo correcto sería aumentar el gasto en salud en un contexto en que los hospitales están demandando más recursos”, expresó el funcionario.

Agregó que “no se puede recortar el gasto en seguridad social porque lo que se está demandando es más recursos; no puedo recortar el pago del servicio de la deuda, no se puede recortar el gasto a los poderes públicos porque los ayuntamientos están pidiendo más recursos, está pidiendo más recursos la justicia… puntualizó Montás.

Por otra parte, cuando los entrevistadores le preguntaron por qué es ahora vocero de la reforma fiscal, el ministro reaccionó: “Siempre he sido vocero de las reformas, no le tengo miedo, porque soy de los que creen que este país necesita un Estado fuerte. Y es la única manera que hay para dar respuesta a esas demandas que hacen los grupos sociales. No es reduciéndolos, es con más recursos para el Estado”.

“Soy una persona comprometida con las ideas sociales. De la única manera que el Estado puede jugar un papel redistributivo en la sociedad es si tiene recursos; si no tiene recursos no puede cumplir”, afirmó el funcionario.

Igualmente, Montás salió al frente de quienes quieren presentar el déficit fiscal como si fuera un crimen o un acto de corrupción y dijo que se trata de un componente de la política económica.

“No es lo mismo déficit que corrupción, pues los déficits son normales y los ha habido en todas partes del mundo”, puntualizó el ministro, quien de inmediato citó que la economía de Estados Unidos “tiene un déficit del 8% del PIB. Desde la crisis financiera, Estados Unidos ha venido operando con déficit del 8, del 9 y del 10% del PIB”.

Expresó que frente a la existencia de un déficit, es necesario endeudarse para cubrirlo, pero el mismo hecho de que el gobierno solucione este problema sin mayores sacrificios implica que hay confianza en la economía.

“Hasta ahora lo que estamos viendo es que hay credibilidad en la República Dominicana. A nivel internacional los bonos dominicanos están en niveles muy bajos, la prima de riesgo de los bonos dominicanos está sumamente baja. Fuera nos están viendo bien”, sostuvo Montás, quien agregó que por eso el Presidente Medina está luchando para que no se pierda la confianza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí