Gigantes se ponen delante en Serie Mundial ganan el segundo

0
192
Madison Bumgarner
Madison Bumgarner
Madison Bumgarner
Madison Bumgarner

SAN FRANCISCO. Los Gigantes de San Francisco lograron lo que no habían podido hacer en toda la postemporada, iniciar una serie en ventaja 2-0, al vencer a los Tigres de Detroit vía blanqueada con marcador final de 2-0 en el Juego 2 de la Serie Mundial ante un atestado AT&T Park en la Bahía.

Los abridores de ambas novenas, Doug Fister, por los Tigres, y Madison Bumgarner, de los Gigantes, se enfrascaron en un verdadero duelo de lanzadores, para deleite de los fanáticos que les gustan las pocas carreras, contrario al Juego 1, donde los Gigantes explotaron ofensivamente desde el inicio.

Fister lanzó por espacio de seis entradas, donde permitió apenas cuatro hits, y una sola carrera, pero esa carrera fue suficiente para que los Gigantes se alzaran con la victoria, su segunda de la serie.

La anotación llegó en la entrada de la suerte, la séptima. Hunter Pence abrió con sencillo al jardín izquierdo, y luego Brandon Belt recibió boleto. Gregor Blanco puso un toque por la línea de tercera base que no salió de foul, lo que permitió que se llenaran las bases, preparando la escena para que Brandon Crawford trajera al plato la primera anotación del partido con roleta de doble play, en las piernas de Pence.

Los Gigantes colocaron el partido en caja de seguridad en la octava entrada cuando llenaron las bases con boletos a Ángel Pagán, Pablo Sandoval y Buster Pasey, y acto seguido Pence trajo al plato a Pagán con elevado de sacrificio al jardín derecho.

Por los Gigantes, Bumgarner, quien no lanzaba desde el 14 de octubre en el Juego 1 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional ante los Cardenales de San Luis, se llevó la victoria al permitir apenas dos inatrapables en siete entradas de labor. Solo otorgó dos boletos gratis, y ponchó a ocho Tigres, su total más alto en su carrera en postemporada.

Los indiscutibles de los bates de Detroit fueron conectados por Delmon Young, un doble en la segunda entrada, y Omar Infante, quien lograra sencillo abriendo el cuarto episodio.

Luego de eso, los relevistas de los Gigantes, Santiago Casilla y Sergio Romo, se encargaron de cortarle la respiración a los Tigres.

Ventaja de casa

El equipo que tiene la ventaja como local en la Serie Mundial (con cuatro posibles partidos en su casa), ha resultado victorioso en 21 de las últimas 26 Series Mundiales, una racha que comenzó en 1985.

Las excepciones a esa racha fueron 1992, cuando los Azulejos de Toronto vencieron a los Bravos de Atlanta, 1999 cuando los Yankees de Nueva York vencieron a los Bravos, 2003, cuando los entonces Marlins de Florida dominaron a los Yankees, 2006, cuando los Cardenales de San Luis doblegaron a los Tigres, y en el 2008, cuando los Filis de Filadelfia despacharon a los Rays de Tampa Bay.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí