Ballet Nacional brilla en espectáculo Aguas Vivas

0
310
El Ballet Hispánico, en su primera presentación en el país, desarrolla coreografía de Annabelle López Ochoa, que integra la técnica del zapateo español.
El Ballet Hispánico, en su primera presentación en el país, desarrolla coreografía de Annabelle López Ochoa, que integra la técnica del zapateo español.
                                                                                 Por Cuarto Poder
El Ballet Hispánico, en su primera presentación en el país, desarrolla coreografía de Annabelle López Ochoa, que integra la técnica del zapateo español.
El Ballet Hispánico, en su primera presentación en el país, desarrolla coreografía de Annabelle López Ochoa, que integra la técnica del zapateo español.

SANTO DOMINGO. -En sus tres presentaciones, que contaron con una concurrida asistencia, el Ballet Nacional recibió, en reiteradas ocasiones, la ovación del público, que aplaudió por varios minutos puesto en pie.

Las aguas de lo mejor de la danza nacional bañaron la sala Máximo Avilés Blonda, del Palacio de Bellas Artes, con el inolvidable espectáculo Aguas Vivas, una demostración del gran nivel que ha alcanzado la mayor compañía danzaria del país, el Ballet Nacional Dominicano.
El público dominicano disfrutó del estreno mundial de la pieza Agua Viva, autoría de la afamada coreógrafa belga-colombiana Anabel López Ochoa,  obra  que dio nombre a este festín de ritmos.

El Ballet Nacional se hizo acompañar del prestigioso Ballet Hispánico, el cual se presentó por primera vez en el país; además de la participación de la primerísima bailarina dominicana Michelle Jiménez, junto al bailarín Luis Torres, de nacionalidad puertorriqueña y miembro del Ballet de Washington.

El ministro de Cultura, José Antonio Rodríguez y el embajador de Estados Unidos, Raúl Yzaguirre, encabezaron la noche inaugural del majestuoso espectáculo, iniciado el jueves, establece una reseña del mismo, servida por la Dirección de Comunicaciones del Ministerio de Cultura.

Rodríguez afirmó que “con este espectáculo la República Dominicana se convierte en sede de la danza del Caribe y América”. A la vez, reconoció los esfuerzos realizados por los organizadores, encabezados por Marinella Sallent, directora del Ballet Nacional y Johanna Wiese de Mera, presidenta del Patronato Dominicano por la Danza.

La gala recibió el apoyo de la embajada estadounidense en el país, como parte de la iniciativa “Encuentros”, que celebra la diversidad étnica de las Américas. El honorable embajador Yzaguirre manifestó que “la Embajada de Estados Unidos está orgullosa de poder incluir personas destacadas de la comunidad dominico-estadounidense como parte de esta iniciativa”, mostrándose satisfecho por “los resultados positivos de los encuentros interculturales”.

Cada presentación fue memorable: en Aguas Vivas se conjugaron el zapateo español, el flamenco, además de ritmos latinos con sabor cubano con la obra Club Havana, del coreógrafo Pedro Ruiz. Un paseo por el son, mambo, cha cha cha, bolero y rumba, que clausuró la gala de manera magnífica, demostrando que la danza vive en estas tierras rodeadas de mar.

El Ministerio de Cultura trabaja arduamente en pro del desarrollo de la danza, muestra de ello es la reciente celebración de un foro encabezado por el propio ministro, en donde se debatió la situación de la danza nacional con los principales actores del sector, en busca del trabajo en consenso, que permita un desarrollo sostenible y fortalecimiento del arte en el país. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí