Ibañez da victoria Yankees; Gigantes empatan serie

0
1583

NUEVA YORK. Raúl Ibáñez conectó un jonrón en el noveno episodio como emergente por Alex Rodríguez y después pegó un vuelacercas al abrir la duodécima entrada para que los Yanquis de Nueva York derrotaran sorpresivamente el miércoles 3-2 a los Orioles de Baltimore.

Con la victoria, los Yanquis se pusieron en ventaja de 2-1 en la serie divisional entre ambos equipos en la Liga Americana.

Ibáñez, el bateador mejor pagado del béisbol, pegó su vuelacercas entre los jardines derecho y central cuando iba un out en el noveno capítulo al cerrador de Baltimore, Jim Johnson, para el empate 2-2. Después conectó el primer lanzamiento de Brian Matusz al abrir la 12ma entrada.

Phil Hughes, de los Yanquis, será el jueves el abridor en el Cuarto Partido. El ganador de la serie debe ganar tres de cinco encuentros. Chris Tillman o Joe Saunders serán los abridores de Baltimore.

Por los Yanquis, el dominicano Robinson Canó de 4-0.

SAN FRANCISCO DESTAPA LOS BATES Y EMPATA LA SERIE

CINCINNATI. Contra la pared otra vez, los Gigantes de San Francisco desempolvaron la pólvora y también recibieron la ayuda en relevo de Tim Lincecum.

Angel Pagán abrió el juego con un jonrón, mientras que Gregor Blanco y Pablo Sandoval la desaparecieron más adelante rumbo a una victoria el miércoles 8-3 sobre los Rojos de Cincinnati para empatar 2-2 la serie de primera ronda de la Liga Nacional.

Los Rojos siguen sin ganar un juego de playoffs como locales en 17 años. A favor, sin embargo, está el detalle que nunca cayeron en tres seguidos en su casa esta temporada.

Lincecum entró en relevo en el cuarto inning, con los Gigantes arriba 3-2. El dos veces ganador del Cy Young de la Liga Nacional recetó seis ponches en cuatro innings y un tercio, permitiendo una carrera. Tras una irregular temporada, Lincecum fue descartado de la rotación en los playoffs.

«Yo sabía que él tendría un papel muy importante en esto», dijo el piloto Bruce Bochy. «Y conozco de otras situaciones en las que abridores han sido enviados al bullpen y hecho una excelente labor para ayudar al equipo. Sabíamos que Timmy tendría un papel crítico en la serie, como lo tuvo hoy».

Los Gigantes podrían completar el jueves una reacción sin precedentes. Ningún equipo se ha recuperado de un 0-2 en contra en una serie corta -al mejor en cinco- y con tres victorias sucesivas de visita.

«Gracias a la victoria de hoy, habrá un mañana», dijo Pagán. «Y realmente estamos listos».

Matt Cain, quien perdió el primer juego y que no pudo vencer a Cincinnati en tres aperturas esta temporada, abrirá el quinto juego contra Mat Latos.

Los bateadores de los Gigantes emergieron de una siesta que había comenzado con la serie y extendieron las miserias de Cincinnati en postemporada. Los Rojos no han ganado un partido de postemporada en casa en 17 años.

Una cosa favorece a los Rojos. No han perdido tres juegos seguidos e casa en todo el año.

«Me gustaría pensar que seguimos teniendo la ventaja», dijo el jardinero de los Rojos Jay Bruce. «Estamos en casa. Yo espero que Mat tenga un gran partido».

Los Rojos tenían esperanzas de abrir con su as dominicano Johnny Cueto, pero tuvieron que sacarle de la nómina horas antes del partido del miércoles, porque aún se resiente de un tirón muscular en el lado derecho. No estará disponible si Cincinnati gana el quinto juego y pasa a la serie de campeonato de la Liga Nacional.

De la forma en que los Gigantes han comenzado a batear, eso está en dudas.

Por los Gigantes, el puertorriqueño Ángel Pagán de 3-2, dos anotadas y dos empujadas. El dominicano Joaquín Arias de 3-2, dos anotadas. Los venezolanos Pablo Sandoval de 4-3, una anotada y tres impulsadas; Gregor Blanco de 4-1, una anotada y dos remolcadas; y Héctor Sánchez 2-1, una anotada.

Por los Rojos, el venezolano Dioner Navarro de 3-1 y Miguel Cairo de 1-0.

UN BRILLANTE CARPENTER PONE A SAN LUIS EN VENTAJA

WASHINGTON. Chris Carpenter ratificó su estirpe de as implacable de los Cardenales de San Luis en la postemporada.

En apenas su cuarta salida de 2012, tras someterse a una operación en la que removieron una costilla para curar una dolencia en el costado derecho, el veterano de 37 años lanzó una blanqueda hasta la sexta entrada, el novato Pete Kozma sacudió un jonrón de tres jonrones y los campeones vigentes de la Serie Mundial vencieron el miércoles 8-0 a los Nacionales de Washington para sacar una ventaja 2-1 en la serie divisional de la Liga Nacional.

«Si el mundo del béisbol no sabe de la clase de competidor que es, pues es porque no habían estado prestando atención», dijo Matt Holliday, el jardinero de los Cardenales. «Todos fuimos testigos de su dedicación en su regreso, verlo prepararse entre cada apertura. Es un fenómeno. Es el tipo de lanzador que quieres tener en el montículo».

Los Cardenales estroperon la fiesta en el Nationals Park, repleto con una cifra récord de 45.017 aficionados para presenciar el primer juego de postemporada en la capital estadounidense en 79 años.

Tres relevistas completaron la blanqueda para los Cardenales, que podrían sentenciar la serie con un triunfo en el cuarto partido el jueves.

«No estamos acabados, por nada», dijo el mánager de los Nacionales Davey Johnson. «He estado en peores situaciones que esta».

Kyle Lohse abrirá por San Luis. Ross Detwiler será el encargado por Washington, que sigue firme con su plan de no emplear a su as Stephen Strasburg en lo que resta del año.

Los Cardenales ganaron 10 juegos menos que los Nacionales, el equipo con el mejor récord en las mayores esta temporada. San Luis también quedó en su división, la Central, y logró colarse en la postemporada con el innovador segundo comodín del Viejo Circuito. No han echado de menos los batazos de Albert Pujols y la conducción del piloto Tony La Russa.

Pero Carpenter permaneció en el club, aunque nunca creyó que lanzaría este año tras las problemas físicos que afloraron durante la pretemporada y que precisaron que fuese operado en julio.

Reapareció el 21 de septiembre y tuvo foja de 0-2 en tres aperturas en las que cubrió 17 innings.

«No saldría a lanzar si no estuviese en las mejores condiciones», dijo Carpenter.

Carpenter permitió siete hits y concedió dos boletos en su faena de cinco entradas y dos tercios.

Dejó en 10-2 su foja de por vida en postemporada. Esa incluye un 4-0 el año pasado, en el que los Cardenales se consagraron campeones de la Serie Mundial, con Carpenter como ganador en el séptimo juego.

Salvo Ian Desmond – de 4-3 el miércoles y de 12-7 en la serie, los bateadores de los Nacionales han estado apagados. Sólo han anotado siete carreras en los playoffs y están de 8-0 con corredores en posición de anotar. Dejaron 11 en circulación en el segundo partido.

¿Y el novato Bryce Harper? El prodigio se fue de 5-0 el miércoles, ahora de 15-1 en la serie.

Mientras Carpenter se lucía, el abridor de los Nacionales Edwin Jackson toleró cuatro carreras. Pitcher de los Cardenales el año pasado, Jackson se recuperó un poco y terminó retirando a ocho de los últimos 10 bateadores que enfrentó.

San Luis aumentó la diferencia con cuatro carreras más ante los relevistas Craig Stammen, Christian García y Ryan Mattheus.

Por los Cardenales, los puertorriqueños Carlos Beltrán de 4-2, una anotada; y Yadier Molina de 3-0, una anotada y una impulsada.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí